Eres mi visita numeroo...

viernes, 23 de diciembre de 2011

Cálido y adorable ambiente navideño...

Bloggeros, ¡¡ha llegado la navidad!!
Y me sorprendo al descubrir en mí una ilusión y una alegría quizás aún mayor a las de cualquier otro año.
Lejos de perder la emoción y convertirme en un fantasma que no siente ni padece, voy creciendo y cada vez aprecio más ésta festividad.
Llena de luces y de alegría, en estas fechas el frío parece un vacuo disfraz del calor navideño. Sólo hay que mirar a los niños: ya no sólo sonríen sus labios, también lo hacen sus ojos. Las luces multicolores se reflejan en sus ojos, brillantes muestras de emoción.
Gran Vía de Bilbao, Vizcaya.
La magia se ve en todos nosotros, en cada rincón y en cada calle. Al margen de la crisis, los estudios, el paro, la pobreza... sólo hay que pasear por las calles para sentirte alejado de todos los problemas, apreciar la vida y su color. Voy paseando por la gran vía de Bilbao, y todo me parece más bonito, más mágico, con más vida. La gente en éstas fechas es más caritativa, y la moral vuelve a cobrar sentido en ellos... Grandes familias se reúnen a pasar juntos éstos días, compartiendo comidas y risas, cenas y juegos. Sacrificamos hasta el último euro para dar a nuestros seres queridos un regalo el día de navidad, y el día que más se presenta la magia, es el 6 de enero. En las casas con niños, se puede convertir éste día en el mejor día del año. Los niños impacientes sufren insomnio, y los padres juegan a ese indescriptible juego ilusorio que son los Reyes Magos. 
Quien no cree en la navidad, que no se engañe. No se revela ante una invención comercial con cobertura religiosa, no es un acto de valentía contra las mentiras y los errores. Está apartando de su vida a una de las costumbres más bonitas de éste planeta, una tradición que sólo perjudica al que no puede sentirla. ¿Qué importa su origen? ¿Si se cambió para que no coincidiera con el solsticio de invierno? ¿Qué más da? ¿De verdad lo convierte en un engaño, en una patraña de la que no hay que formar parte? Hoy en día, ateos, agnósticos y creyentes celebran todos juntos la navidad. Ya no es sólo una celebración de un nacimiento, es nuestra tradición, nuestra vida, nuestro mundo.


3 comentarios:

Niebla dijo...

¡¡Hola!!
Siento el retraso, pero estaba de exámenes. La verdad, me sorprendió encontrar tu comentario, no pensaba que mi blog pudiera existir para el mundo:) Y sí, me he pasado por el tuyo. Me gusta:) , tu gusto, la estética, en fin...Ya me pasaré más veces. Ah, y para mí la navidad es una llamada a la infancia. ¡Disfruta y feliz navidad!¡Un beso!

Maria O.D. dijo...

¡Hola!
¡¡¡Feliz navidad!!!Tienes todo mi apoyo, una vez más :) La navidad es un tiempo de compartir, de creer que somos parte de un todo,que el amor es lo más importante, que la familia no tiene precio para cualquier moneda ;) Que la esperanza y la fe son inmortales. ¡un abrazo con cariño! ¡disfruta la fiesta! :)

♫•.мΰñзҜä đз Þøясзζäηä•.♪»♥ dijo...

presiosaa..!!! te echo de mnoss... navidadess sin tii.. joooo!! pero buenooo jejeje abra qe superarloo.. esperro que te lo hayas pasado super bien... y nada... sigue escribiendo entradass..motivantees... Y YAA SABESS QE TEKIERO UN MONTON SOBRA DECIRTELOO... Y NAA QE FELICESSS FIESTAS!!!