Eres mi visita numeroo...

sábado, 24 de septiembre de 2011

Una personita X.

Una vez conocí a una personita. Esa personita no tenía fuerzas para seguir luchando. No le gustaba su vida, y por más que pasaba el tiempo nada se arreglaba. Seguía estando sola, sin amigos, sin amores, sin nadie que la comprendiera y le hiciese sentirse aceptada y querida. Pasaba las mañanas tirada en el sofá, sin hacer nada, al igual que las tardes. Veía tanto la televisión que hasta los anuncios se los sabía de memoria. De vez en cuando daba un paseo por su pueblo, pero era horrible ver a todos aquellos jóvenes pasándoselo bien, todos juntos... y que la vieran a ella sola.
Un día, decidió dar un paseo por el prado, una colina a 10 minutos de su casa. Subió hasta lo más alto, se tumbó en la suave hierba, y, respirando naturaleza, abrió su querido libro por la primera página. Se olvidó de todos sus problemas, de su vida, de su soledad. Ahora era Jack, un joven que estaba a punto de conocer Idhún, un maravilloso mundo.
Cuando estaba inmersa totalmente en el libro, algo le susurró. Todavía hoy no sabe de qué se trataba. Si fue real o un simple producto de su imaginación. Todavía hoy al recordar su suave y dulce voz siente un cálido escalofrío. Todavía hoy le acompañan las palabras que le dijo:
"No te rindas, no te abandones, no huyas. Lucha por tus sueños y por lo que buscas. No evites los problemas, enfréntalos y trata de solucionarlos. No estás sola, está tu familia, y estás tu. Siente esa fuerza invisible que corre por tus venas. Ese espíritu puro que te empuja a seguir, que te acompaña, te comprende, y te apoya. Siénteme. Sigue, si hace falta contra todos y contra todo, pero sigue. Tú eres lo importante, no lo olvides. Los días están pasando, y tú los estás perdiendo. Sal a la calle, aprovecha los días, vive la vida, siente experiencias únicas. Personas te fallarán, pero no te falles a tí misma. Encontrarás lo que quieres, si lo buscas. Deja de aislarte en tus propios mundos, sal, conoce gente, no te rindas, y valórate. Recuerda éstas palabras, y sigue mi consejo. Mientras, no olvides que jamás has estado sola. Siempre he estado a tu lado, y seguiré estándolo. Somos dos, y a cada paso que des te guiaré. Ahora me despido de tí, pero sólo tienes que buscarme para sentirme. Hasta siempre."
Y así, la personita X, dejó de sentirse sola. Hoy se encuentra rodeada de sus seres queridos, su fiel marido y sus adorables hijos. Tiene amigas y un trabajo de éxito. Todo se lo debe a aquella voz, que le empujó a seguir adelante, no abandonarse y buscar sus sueños.




LoRe.








"Sigue el camino, aunque seas débil intenta ser fuerte. Ve a contracorriente del resto de la gente.
Alza la vista y cuenta cada estrella que existe en el cielo, eleva tu esperanza y no la dejes por el suelo..." May

1 comentario:

Ali dijo...

Seguro k X es muuy feliz hoy en díaXD
Preciosa ilustración y estoy de acuerdo..el optimismo no está de moda..últimamente preferimos hundirnos en la crítica injustificada..sin ver lo hermosa que puede ser la vida. Buena entrada y gran verdad..ójala k el futuro de tantas como nosotras sea como el de esta personita..Muy buena entradaXP